Todo fue en un segundo. La vida de Lina Hernandez, una cucutena sobre 20 anos, dio un giro impensado luego de un simple swipe (arrastrar el dedo en la monitor sobre un celular).

En diciembre de 2014, mientras pasaba unos dias de tranquilidad en Cartagena, decidio descargar la app sobre citas Tinder. Lo hizo -dice- por curiosidad, aunque ri?pido se dejo envolver en la dinamica de las nuevas plataformas para conocer familia.

Si usted nunca la conoce, las aplicaciones como Tinder se basan en la simplicidad separado existe que ver las fotos sobre los contactos que la app le muestra Conforme su ubicacion desplazandolo hacia el pelo la informacion que entrega. Cuando alguien le encanta, desliza su dedo hacia la derecha y lo arrastra a la izquierda en caso opuesto. En caso de que ambas seres realizan swipe a la derecha se logra un ‘match’ y de este modo se abre la posibilidad sobre establecer un comunicacion.

Pero Con El Fin De bastantes este es el principio sobre un sencilla coincidencia casual, de otros ha sido el inicio de verdaderas historias de amor.

Lina lleva un ano casada, luego de sostener la trato a distancia a lo largo de seis oasis dating meses con Jeremy Flinter, un canadiense de 29 anos de vida a quien conocio por Tinder. “A veces alguno nunca posee el ciento por ciento sobre inclinacion en la monitor, unicamente deslizas a un bando y no ha transpirado al otro y bien. Jami?s lo imagine, No obstante ha sido el superior corazoncito que he poliedro en Tinder”, dice entre risas.

Al comienzo no lo tomas tan en responsable por consiguiente es una forma de protegerte y sobre nunca involucrarte bastante hasta no descubrir las intenciones sobre la alma, tal y no ha transpirado igual que pasa en la vida real

  • FACEB K
  • TWITTER

La destreza similar le ocurrio a Vanesa Mena, una redactor mexicana sobre 32 anos de vida que comenzo an usar apps de citas permite cuatro anos. Tras 2 anos asi­ como nueve meses sobre trato, se va a casar con su pretendiente, a quien igualmente conocio debido a un match. Continue reading