La Guardia Civil investiga delitos contra menores que utilizan aplicaciones sobre citas igual que Tinder o Grindr

Los usuarios con menos de 18 años de vida eluden las controles sobre antigüedad sobre ‘apps’ de procurar pareja

La Guardia Civil está investigando en España varios casos sobre delitos contra menores que usan estas apps. Como podrí­a ser, a través de Instagram detectó un concebible caso sobre abusos sexuales de un varón: también consumidor sobre Grindr: en trato con menores. “También un menor ha sido denunciado por alguien de su círculo escolar por ofertar servicios en Grindr a marchas de dinero”: explica a EL PAÍS el responsable del aparato Mujer-Menor (EMUME) de la Guardia Civil, Daniel Moreno Gómez: que no ha concretado la cuantí­a exacto de investigaciones abiertas. En marchas: la Policía Nacional afirma no haberse enfrentado a ningún caso de esta clase.

En España: la reforma de el Código Penal de 2015 elevó la perduración de consentimiento sexual sobre los 13 a las 16 años de vida. En caso de que un experimentado goza de relaciones sexuales con un inferior que todavía nunca huviese atendido los 16: aunque estas sean consentidas: el experimentado podrá ser condenado por “abusos” a la pena sobre entre 2 desplazándolo hacia el pelo seis años sobre prisión (hasta 12 años de vida si hay penetración vaginal: anal o bucal).

“Es flipante la sobre chavales menores que Existen hoy en conmemoración en Grindr. Gran cantidad de al principio te dicen que tienen 18 o 19 años y primeramente de quedar te disponen que deben 15. Mienten por motivo de que quieren quedar con tíos mayores desplazándolo hacia el pelo si sobre primeras dicen su permanencia de certeza nadie queda con ellos”, cuenta Alejandro: un mozo sobre 23 años de vida que lleva más de seis utilizando Grindr. Continue reading

Mi relación más tóxica ha sido con las apps sobre citas

Invariablemente he tenido la relación extraña con las apps de citas. Han sido pocas las veces que he determinado sostener Tinder o Grindr por más sobre dos semanas en mi celular y, por otra parte, cuando las descargo: no puedo evitar revisarlas una y una diferente ocasión todo el mundo las días. Serí­a por esta causa que digo que mi vínculo con ellas es lo más cercano que he tenido a una conexión tóxica.

Durante la reciente oportunidad que entré a la de estas apps de citas tenía 18 años. Memoria que sentía la composición de pánico y no ha transpirado adrenalina. Mis manos temblaban entretanto agregaba mis datos personales en Grindr y no ha transpirado me cuestionaba En Caso De Que debía o nunca adornar mi perfil con una fotografía sobre mí igual de exponerme al ambiente. En ese segundo: aún no había salido de el clóset desplazándolo hacia el pelo De ningún modo había tenido sexo. Aunque, debido a los videos sobre YouTube que revisé en mi adolescencia: estaba conocedor de que entrando a esta empleo me arriesgaba a que varios de mis conocidos supieran que era homosexual o a que diferentes seres me percibieran igual que un objetivo Con El Fin De complacer sus deseos sexuales.

A pesar sobre todas esas dudas que tenía: igualmente decidí intentarlo y no ha transpirado dejar a un bando cualquier mi pavor para lanzarme a destapar el humilde universo de estas apps sobre citas. Tristemente, no tuvo que ocurrir abundante lapso para que esos males sobre las cuales me había apto el la red empezaran a producirse. Dick pics no deseadas y no ha transpirado individuos realizando catfishing, entre otras cosas: fueron parte de esos problemas a los que me tuve que enfrentar horas después de entrar a Grindr. Sin embargo, con las días y cada cháchara que tenía: me di cuenta sobre que más allá de estas fotos nunca solicitadas sobre genitales y las conversaciones triviales: la verdadera justificación por la que el utilizo de la uso me estaba haciendo soportar tenía que ver con una cosa dentro sobre mí: mi autoestima. Continue reading